El milagro del dulce, la stevia

Lo dulce de la vida no se puede perder así porque si, muchas cosas en el planeta tiene un  toque endulzante, divino que se puede perder si se tiene diabetes, se puede perder de disfrutar, claro está toda regla se hizo con un único fin y ese es romperse, aquí está la solución.

Nada más y nada menos que disfrutar el sabor del chocolate o merengada de nuevo, y esto es gracias a una planta bendita, proveniente directamente de la selva amazónica en su parte inferior más exactamente de la región entre Brasil y Paraguay y es la Stevia.

Con un metabolismo totalmente diferente al de la sacarosa o fructosa no produce ningún tipo de glucosa por ello es totalmente sana e inofensiva para el consumo humano, en especial de personas que padezcan diabetes, su  sabor es unas mil veces más dulce que el de la azúcar de mesa, por ello las cantidades a usar son muchísimo menores.

Ya al ver los beneficios tan enormes que tiene su consumo, países como Japón han decidido establecer políticas donde alimentos industriales como el chocolate o la Coca Cola contiene este suplemento en lugar de sacarosa.

Claro está totalmente inofensiva si el alimento al que se le agrega no es dañino, ejemplo si se prepara una torta debe ser con especificaciones, pues si es un bizcocho común pero con stevia, de la misma manera causará daño, pues en su totalidad son carbohidratos y estos se metabolizan en azúcar, así que de daña habrá servido el esfuerzo de sustituir el endulzante.

Recordar que los niveles de glucosa se deben medir a diario y si esta pasa los 126 mg en ayunas y 200 mg después de las comidas será la hora de hacer un completo reajuste de la dieta y ejercicio, antes de que sea demasiado tarde.

 

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies